martes, 12 de abril de 2016

CURACIÓN DE CONTENIDOS

He escrito esta entrada para reflexionar sobre cómo buscamos, seleccionamos, organizamos y compartimos información hoy en día, en la era de la información digital, cuando afrontamos la intervención de un trastorno.

Hace muchos años, había que acudir a la biblioteca, pasearse por los pasillos de las librerías e ir buscando libros que por el título pudieran ayudarnos, después ojearlos para seleccionar finalmente, lo que a priori pudiera resultarnos útiles. Recuerdo de ir cargada en el bus con muchos libros, para llegar a casa y leer uno y otro, seleccionar y escribir la información que me interesaba en un folio o apuntar las páginas para después fotocopiar (puesto que ni tenía scanner ni smartphone para hacer una captura de pantalla como podemos compartirla ahora por whatsapp con otro compañero, por email o por la nube, al igual que otra serie de documentos). Es decir, la fuente básica de contenidos eran los libros y el acceso a ellos, la biblioteca. Para trabajar en grupo y poder plantear una evaluación o respuesta terapéutica no quedaba otra opción que juntarse en persona para debatirlo e intercambiar físicamente la información que habíamos filtrado y elegido exhaustivamente anteriormente.


Hoy en día, este proceso ha evolucionado con las TICS y surge un nuevo concepto: LA CURACIÓN DE CONTENIDOS.






                                                                                   
 





Actualmente, tenemos muchas fuentes de información en internet (blogs, webs, redes sociales...), lo cual es positivo, pero a veces nos saturamos con tantas que  no sabemos elegir la más adecuada ni después, somos capaces de seleccionar tantos contenidos que captamos. Por eso es importante la curación de contenidos; atravesaremos varias etapas con cualquier tema y en este caso, en el caso de un trastorno:  identificar sitios que hablen de él (mediante lectores de RSS, Paper.li, blogs, redes sociales, foros...), vamos a filtrar el contenido que nos interese: imágenes, documentos, vídeos, apps...(por ej. si buscamos algo sobre TEA y particularmente, sobre intervención en el juego simbólico), después elaboraremos y organizaremos nuestra propia información con los contenidos encontrados que hemos filtrado de mayor calidad y relevantes (en forma de vídeos, infografías, artículos, etc.), como curadores de contenidos (citando siempre las fuentes que intentaremos no abusar de las mismas), pudiendo realizar comentarios propios o añadir nuestros conocimientos teóricos y/o prácticos sobre el tema a tratar, adaptándolos a la audiencia que los va a leer ( por ej. en este blog pues a la comunidad educativa, padres de niños con TEA o cualquier otro profesional interesado). Este blog sería un instrumento para difundir la información sobre temas relacionados con TEA, pero a la vez, después cuando comparto una entrada en particular en redes sociales, como Twitter o Facebook (en la biografía o grupos), éstas también serían medios de divulgación de nuestra curación de contenidos, al igual que Diigo, donde podemos compartir nuestros enlaces favoritos o también organizar los contenidos con Symbaloo, que también lo utilizo, Youtube si queremos compartir un vídeo, Pinterest para imágenes...También se pueden compartir contenidos a través de la nube, por ejemplo con aplicaciones como el Dropbox o Google Drive, donde podemos trabajar en grupo, hacer ediciones y descargar la información posteriormente desde un enlace.

Podéis consultar diferentes herramientas para la curación de contenidos, que se pueden usar para cribar / filtrar la información  y/o para organizarla y posteriormente, divulgarla. 





 

Espero que os animéis a ser curadores de contenidos y aportar en este caso, al tema de Autismo en Educación Infantil, sin dejaros asustar por la avalancha de información que existe en internet y poder así, colaborar ayudando a otros profesionales, padres u otras personas interesadas en este tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario